Mostrando las entradas con la etiqueta Oportunidad. Mostrar todas las entradas
Mostrando las entradas con la etiqueta Oportunidad. Mostrar todas las entradas

Una cuenta de banco muy especial...


Resultado de imagen para tiempoImagina que tienes una cuenta bancaria en la que se depositan automaticamente $86,400 cada mañana. La cuenta no transfiere saldo alguno de un día a otro, no te permite tener saldo en efectivo y cada noche cancela cualquier parte de la cantidad que no hayas utilizado durante el día. ¿Qué harías? ¿Sacarias todo el dinero cada día? 

Todos tenemos tal banco. Su nombre es Tiempo. Cada mañana, la vida te acredita con 86.400 segundos. Cada noche se cancela y el tiempo que no hayas utilizado sabiamente, es tiempo perdido. No puedes llevar saldo de un día para otro. No se permiten sobregiros por lo que no puedes pedirte prestado a ti mismo o usar más tiempo del que tienes. Cada día, la cuenta comienza de nuevo. Cada noche, se destruye un tiempo no utilizado. Si no usa los depósitos del día, es una pérdida y no puedes apelar para recuperar el dinero no utilizado. 

No puedes tomar un préstamo a su debido tiempo o en contra de alguien más. El tiempo que tienes es el tiempo que tienes, y eso es todo. La administración del tiempo es tuya para decidir cómo pasar el tiempo, al igual que con el dinero, tu decides cómo lo gastas. Nunca se da el caso de que no tengamos el tiempo suficiente para hacer las cosas, mas bien si queremos hacer tales cosas, ponemos esas cosas como prioridades. Ahi esta la diferencia. ¿Qué haces con tu tiempo?

Los obstáculos en el camino



Había una vez un rey muy rico y curioso. Este rey tenía una enorme roca colocada en medio de una carretera. Luego se escondió cerca para ver si alguien intentaría quitar la roca gigantesca de la carretera. Las primeras personas en pasar fueron algunos de los comerciantes y cortesanos más ricos del rey. En lugar de moverlo, simplemente caminaron alrededor de él.

Unos pocos culparon al Rey por no mantener las carreteras. Ninguno de ellos intentó mover la roca. Finalmente, vino un campesino. Sus brazos estaban llenos de verduras. Cuando se acercó a la roca, en lugar de simplemente caminar alrededor de ella como lo habían hecho los demás, el campesino dejó su carga y trató de mover la piedra a un lado de la carretera. Le tomó mucho esfuerzo pero finalmente lo logró.

El campesino recogió su carga y estaba listo para seguir su camino cuando dijo un bolso tirado en el camino donde había estado la roca. El campesino abrió el bolso. El bolso estaba lleno de monedas de oro y una nota del rey. La nota del rey decía que el oro del bolso era una recompensa por mover la roca de la carretera.

El rey le mostró al campesino lo que muchos de nosotros nunca entendemos: cada obstáculo presenta una oportunidad para mejorar nuestra condición.