¿Estás viviendo tu pasión o sólo una simple vida?


No te preguntes a ti mismo qué es lo que el mundo necesita. Pregúntate qué es lo que te hace sentir vivo y hazlo. Lo que la gente necesita es vivir... vivir haciendo lo que ama.

A veces nuestra vida se vuelve aburrida, monótona, desinteresada, sin objetivo, por una  simple razón: dejamos de conectar con nosotros mismos, porque nos enfocamos en lo externo, en los demás... 

Y tú, ¿a qué dedicas tu vida?, ¿tienes alguna pasión, algun pasatiempo?

A mi me gusta la pintura, me gusta el arte, la música (la clásica me ayuda a concentrar cuando pinto), y ayudar a las personas a que vuelvan a creer en si mismas...

Algunas amigas, por ejemplo,  me han dicho: no soy creativa, no sirvo para eso, no tengo buen gusto como tú. Saben cual es mi respuesta: la diferencia entre tu y yo, es que yo decido hacerlo. Me atrevo a hacer cosas sin importar el resultado... no me interesa si queda perfecto o no, me interesa aprender sobre mi durante ese proceso creativo. La pintura, en este caso, me inspira, me ayuda a ser más paciente, a mirar las cosas desde una perspectiva distinta... siempre. 

Si tu te has sentido así en alguna ocasión, con ese mismo pesimismo y esa falta de creatividad, permíteme decirte que solo te falta confiar un poquito en ti. No tienes que ser perfecto en todo. Lo que vayas a hacer, hazlo,  y si te sale mal... no importa, hazlo otra vez hasta que estes satisfecho (a) con el resultado.

La vida es para disfrutar de los errores al igual que de los triunfos. Si crees que todo te saldrá bien a la primera vez de intentarlo, estás equivocado. La constancia, las ganas de querer ser y hacer, te hacen mejorar... no naciste perfecto; nada ni nadie lo es.

Por cierto, nunca he tenido la intención de identificar a Palabras Esmeraldas con un rostro; creo que se perdería la magia. 

Gracias por ser y estar...
Sé feliz

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario